17 de agosto de 2012

Libros de texto: desleal competencia desde centros concertados y privados

La Federación Andaluza de Libreros sigue insistiendo en la desleal competencia que desde muchos centros concertados y privados se realiza a las librerías en la venta de libros de texto (leer más en: Incumplimiento de la normativa sobre gratuidad,  o en el apartado Libro de Texto). Europa Press recoge unas recientes declaraciones de nuestro presidente, Juan Manuel Cruz, que reproducimos aquí:

(vía Europa Press)

    La Federación Andaluza de Libreros (FAL) ha vuelto a apuntar este año, de cara al inicio del curso escolar, a los centros concertados y privados de la comunidad como uno de sus principales "desleales competidores" en lo que a libros escolares se refiere.
   Si el año pasado ya criticó que estos centros vendieran de forma "fraudulenta" los manuales a las familias --la normativa del programa de gratuidad prohíbe la venta o gestión por Ampas o centros de los cheques-libro--, ahora asegura con "preocupación" aunque con ironía que estos colegios han "mejorado" su forma de hacerles la competencia. Para ello, han acudido a las órdenes religiosas a las que pertenecen, de modo que son éstas las que hacen los pedidos para todos sus colegios en la comunidad y, por tanto, consiguen mayores descuentos de las editoriales.
   Según ha explicado a Europa Press el presidente de esta federación de libreros andaluces, Juan Manuel Cruz, "prácticamente la totalidad" de los centros concertados de la comunidad "compran directamente a las editoriales" los libros escolares, lo que supone no solo "una merma muy importante" para las librerías sino también "una práctica que roza la ilegalidad", ya que "no declaran por estos ingresos ni por supuesto pagan el IVA ni el resto de impuestos" asociados a una acción de compra-venta.


 "A nosotros se nos exige el pago de impuestos, de IBI, de alta como autónomos, de apertura en horario comercial, etcétera, y a nada de eso están sujetos estos centros porque, para disimular estas ventas, lo incluyen dentro de la cuota genérica que pagan los padres por material escolar", detalla Cruz.
   Este año además, según afirma el portavoz de los libreros andaluces, el refuerzo del control sobre estos centros por parte de la Consejería de Educación --publicó el curso pasado unas instrucciones en la que instaba a los servicios de inspección educativa a "requerir la información necesaria de los centros educativos para evitar malas prácticas en este sentido"--, ha provocado que los colegios concertados hayan "rizado el rizo" acudiendo a las órdenes religiosas para hacer los pedidos.
   "Ahora negocian a nivel de órdenes religiosas, no centro a centro, por lo que ya no tenemos ninguna capacidad de maniobra porque no podemos llegar, ni por asomo, a las condiciones que ellas exigen a las editoriales. Si encargan libros para 40 centros que tengan en Andalucía, pues nunca va a ser lo mismo que si lo encarga una librería", argumenta.
OTRA PRÁCTICA "ILEGAL"
   Pero la Federación Andaluza de Libreros asegura que también ha detectado otra práctica "aún peor" y "esta sí completamente ilegal" entre los centros concertados, y es que incluyen en el lote del cheque-libro manuales (principalmente de idiomas) que las editoriales solo les proveen a ellas, por lo que los comerciantes "que han intentado vender esos cheques-libros al final han tenido que renunciar a ellos porque las editoriales no se lo sirven a las librerías".
   Según Cruz, esto "altera" todo el sentido del cheque-libro, que "obligatoriamente debería poder comercializarse en todas las librerías" y no solo en ciertos colegios. Ante ello, han pedido ayuda a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y, en concreto, al consejero Luciano Alonso, a quien han remitido un escrito informándole de estas "irregularidades" y aportando datos concretos de qué editoriales están vendiendo determinados libros solo a centros concertados.
   En esta carta, a la que ha tenido acceso Europa Press, también le informan de que las órdenes religiosas los están dejando "completamente fuera del mercado" con la "venta irregular" de libros de texto y material de papelería y le piden además a Alonso que "medie" ante la Consejería de Educación para que esta no impida a los centros de Primaria y Secundaria pedir cuadernos de apoyo.
   Para los libreros, esta iniciativa de Educación "va a causar un grave perjuicio" al sector porque, de un lado, "parece que se transmite equivocadamente la idea de que comprar libros es un perjuicio económico para el ciudadano", y de otro, "impide a las librerías unas ventas muy necesarias en la situación de crisis que estamos viviendo". Además, según argumentan, estas ventas adicionales ayudan a los libreros a "pagar a nuestros proveedores en espera de poder cobrar los cheque-libros, que ya el curso pasado sufrieron un retraso de varios meses".
APLICARÁN EL IVA EN SEPTIEMBRE
   De otro lado, y preguntado acerca de la propuesta de la Federación de Libreros de Galicia de retrasar la subida del IVA en el material escolar al 15 de octubre, Cruz ha descartado que "de momento" se plantee una medida similar en Andalucía.
   Sobre todo, justifica, porque, a diferencia de lo que ocurre en Galicia, en Andalucía la mayoría de los comercios asociados a la FAL son librerías y no papelerías, por lo que esta subida del IVA afectaría menos teniendo en cuenta que los libros de texto van a permanecer con un gravamen del 4 por ciento.
   Aún así, ha señalado que a la Federación andaluza le consta que las papelerías están registrando este mes de agosto una ligera subida en la venta del material escolar cuyo IVA subirá al 21 por ciento a partir del próximo 1 de septiembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario